Los factores de riesgo son el hacinamiento en las casas, adolescentes jefes de hogar, niñez sin identificación o en situación de mendicidad y una baja tasa de denuncias.

Durante el conversatorio “Movilidad humana de la población venezolana, tendencias y perspectivas para 2020”, efectuado por la Asociación Civil Éxodo, conjuntamente con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), en Venezuela, se conoció que alrededor de 5.000 personas en promedio abandonan el país en búsqueda de mejores condiciones de vida, lo que constituye el mayor movimiento de población en la historia reciente de América Latina.

Durante la dinámica, que tuvo lugar en la sede del PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo), en Caracas, la especialista Regional Senior en Asistencia y Protección a Migrantes en la OIM para América del Sur, Agueda Marín, con más de 18 años de experiencia en temas de protección de personas migrantes en situación de vulnerabilidad, expresó que los factores de riesgo junto a la precariedad de las condiciones en la que se desarrolla la migración y el contexto de los países de destino donde existen redes delictivas se dedican a la trata de personas aumentando la vulnerabilidad.

También manifestó que “una cosa es lo que se escucha de Venezuela, y otra es lo que se conoce”.

Añadió que, las necesidades más sentidas de los migrantes son salud, educación, alojamiento y protección (principalmente por abuso, explotación, violencia).

Asimismo, apuntó que la xenofobia y la discriminación es un factor que también representa vulnerabilidad.

Por su parte, Dorennys Angulo, Directora Ejecutiva de Éxodo, señaló que esta actividad permite intercambiar propuestas acerca del fenómeno migratorio, “la idea es decir, qué se puede hacer desde cada espacio, para no quedarnos aislados” y puso a disposición la página web de la organización www.exodo.org.ve., para visibilizar el trabajo de quienes apoyan a las víctimas y que muy poco se conoce.