Los abusos denunciados fueron perpetrados por funcionarios de los cuerpos de seguridad del Estado y los denominados grupos colectivos

La Comisión Presidencial para los Derechos Humanos y Atención a las Víctimas, del gobierno interino de Juan Guaidó, registró un total de 162 ataques contra periodistas y trabajadores de la prensa, durante el primer semestre de 2020.

De acuerdo con el reporte presentado por el comisionado Humberto Prado, 85 casos ocurrieron tras el decreto del estado de alarma, anunciado por Nicolás Maduro, luego de la llegada de la COVID-19 al país.

Prado presentó el informe “Libertad de Prensa Bajo Ataque”, que detalla las agresiones sufridas por periodistas y trabajadores de la prensa, quienes han sido amedrentados, detenidos ilegalmente y sometidos a desapariciones forzadas.

El informe detalla, en 13 entrevistas realizadas a varios periodistas víctimas de ataques, las actuaciones ilegales de funcionarios y civiles armados; algunos sucedidos en el mes de febrero y otros en el contexto del estado de excepción.

La coordinación de Derechos Civiles y Políticos de la Comisión Presidencial, señala que los ataques dirigidos contra los periodistas pueden ser clasificados principalmente en detenciones arbitrarias, actos de hostigamiento y censura de medios de comunicación.