Unas 72 personas fallecieron a causa de torturas en Venezuela, según la información recogida por ONG’s, informó Humberto Prado, representante de Juan Guaidó para los Derechos Humanos

Las torturas “sigue siendo una práctica común” por parte del Gobierno de Nicolás Maduro y que tan solo en 2019, el número de víctimas se incrementó en más de 526%, denunció el encargado de Derechos Humanos de la Asamblea Nacional (AN), Humberto Prado.

“Desde la llegada de Maduro, en 2013, han muerto 72 personas a causa de torturas en Venezuela, de acuerdo a cifras de la ONG Provea, que también señalan que entre enero y diciembre de 2019 los casos de tortura incrementaron en 526.6% en comparación con el año anterior”, indicó Prado.

Las cifras que ofreció Prado, basadas en el informe de la ONG, contabilizan 5.232 violaciones a la integridad personal, 852 víctimas de trato cruel, 1.033 heridos, 1.804 allanamientos ilegales y 810 casos de amenazas y hostigamiento.

A juicio de Prado, quien hizo estas declaraciones en el marco del Día Internacional de las Naciones Unidas en Apoyo de las Víctimas de la Tortura, los cuerpos de seguridad del Estado son los que mayor participación han tenido en estos delitos, ejecutados “en establecimientos oficiales de detención o en zonas militares”.

Prado señaló específicamente a la Policía Nacional Bolivariana (PNB), la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) y al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).