“En las parroquias de las diócesis de Caracas, Barinas, Machiques y Coro el daño nutricional es muy severo”

Cáritas documentó un aumento de 73% de la desnutrición aguda global en Venezuela, durante la epidemia de COVID-19.

La organización presentó los resultados de su monitoreo centinela entre abril y julio.

En ese periodo hubo un aumento “en 24 % en los niveles de desnutrición en embarazadas”, subraya.

“Considerando todas las parroquias monitoreadas en las 15 diócesis del programa (13 Estados) a julio 2020, se registró que el 34 % de los niños evaluados tenían algún grado de desnutrición aguda o estaban en riesgo de tenerla”, alerta el informe en las jurisdicciones religiosas constatadas.

“El incremento del costo de la Canasta Básica de Alimentos fue ascendente todo el período, llegando a máximos de 51% de incremento mensual, sin un aumento equivalente del salario mínimo oficial durante el mismo período”, subraya el informe.

Cáritas advierte que, si se analiza comparativamente la severidad del daño nutricional entre los niños de diferentes diócesis, “se registró que en las parroquias de las diócesis de Caracas, Barinas, Machiques y Coro ,el daño nutricional es muy severo. Los niños en estas parroquias enfrentan un grado de desnutrición compatibles con el umbral máximo de severidad o nivel catastrófico”.