La Federación de Colegios de Bioanalistas de Venezuela solicitó al ministro de Salud, Carlos Alvarado, la libertad inmediata de la bioanalista Andrea Sayago, detenida en el estado Trujillo

La Federación de Colegios de Bioanalistas de Venezuela, denunció en una carta enviada al ministro de Salud, Carlos Alvarado, que estos profesionales no tienen claros los protocolos a seguir para protegerse del coronavirus. También exigió la liberación de la bioanalista Andrea Sayago, detenida en el estado Trujillo, por presuntamente difundir información sobre un caso de la COVID-19.

“Los servicios de Bioanálisis de los distintos centros públicos de atención de salud del país funcionan hoy día de manera limitada o disminuida, con la consecuente disminución de las oportunidades de diagnóstico, que permitan el tratamiento o seguimiento adecuado de cualquier patología o condición, lo que incide negativamente en la calidad de vida de las personas”, señala la misiva.

En ese contexto, “agravado por una política comunicacional marcada por la opacidad –cuando no contradicción- nos causa inquietud y alarma la capacidad de respuesta institucional para atender, de manera eficiente y oportuna, la pandemia de Covid-19, al dejar al personal de salud, y muy especialmente, al de Bioanálisis, sin información clara para su actuación y protección”, expone la carta suscrita por Judith León, presidenta de la Federación, y Yadira Rosales, directora general.

“En medio de esta situación asistimos con estupor a la detención de la licenciada Andrea Sayago, venezolana de 30 años, Bioanalista al servicio del Hospital Dr. Pedro Emilio Carrillo, de Valera, estado Trujillo, quien en circunstancias poco transparentes y sin cumplir con los presupuestos legales y constitucionalmente que rigen la materia, fue obligada a renunciar a su cargo y posteriormente, detenida por los órganos de seguridad del Estado, desconociéndose actualmente su paradero, cuando al parecer fotografió la orden para exámenes médicos de un paciente diagnosticado con el Covid-19 y, ante la ausencia de información confiable y verificable de sus superiores jerárquicos, la hizo circular entre sus compañeras y colegas del servicio para que tomaran las previsiones del caso y protegieran su integridad, la de los pacientes y su entorno”, notificaron.