Pidió a los gobiernos de la región que hagan todo lo posible por garantizar el regreso seguro, digno y voluntario de sus ciudadanos

La alta comisionada de la Organización de Nacionales Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, exhortó este miércoles 15 de abril a los países de Latinoamérica, a abrir las fronteras a sus propios ciudadanos que se encuentran varados en el extranjero, luego de que se conocieran varios casos de migrantes bloqueados o incluso discriminados en zonas fronterizas.

Afirmó, a través de un comunicado, que “en virtud del derecho internacional, toda persona tiene derecho a regresar a su país de origen, incluso durante una pandemia”.

Agregó que si los gobiernos no permiten el regreso de migrantes, los colocan en situaciones de extrema vulnerabilidad, en particular durante la actual pandemia del COVID-19.

“Me aflige ver que la pandemia del COVID-19 está causando estigmatización y discriminación, tanto entre estados como dentro de ellos, en muchas regiones del mundo”, refirió la alta comisionada.