“Las -al menos- 14 presuntas ejecuciones extrajudiciales que se habrían producido en La Vega no sucedieron como hechos aislados, y parecen responder a un patrón sistemático de ejecuciones y otros crímenes de derecho internacional por parte de los cuerpos de seguridad venezolanos, al que no parecen ser ajenos las altas autoridades del Estado venezolano”

Amnistía Internacional (AI) solicitó incluir las al menos 14 ejecuciones extrajudiciales perpetradas en La Vega, en el examen preliminar sobre Venezuela que adelanta la Corte Penal Internacional (CPI).

“Las -al menos- 14 presuntas ejecuciones extrajudiciales que se habrían producido en La Vega no sucedieron como hechos aislados, y parecen responder a un patrón sistemático de ejecuciones y otros crímenes de derecho internacional por parte de los cuerpos de seguridad venezolanos, al que no parecen ser ajenos las altas autoridades del Estado venezolano. Además, debe tomarse en cuenta que fueron parte de una política de ejecuciones de hombres jóvenes en situación de pobreza con el objetivo de controlar a la sociedad mediante la fuerza, y que no existe, en la actualidad, mecanismo alguno de justicia a nivel nacional que pueda resolver el pedido de verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición para las víctimas y que evalúe la responsabilidad sobre estos hechos, de todos los niveles de la cadena de mando”, expuso el organismo de derechos humanos en un pronunciamiento difundido este jueves 18 de febrero.

“Por lo tanto, estos eventos, así como otras ejecuciones extrajudiciales que Amnistía Internacional ha denunciado en el pasado deben ser considerados y analizados minuciosamente en el examen preliminar que tiene abierto la Fiscalía de la Corte Penal Internacional sobre la situación en Venezuela y en la investigación llevada a cabo por la Misión de Determinación de los Hechos sobre Venezuela de las Naciones Unidas, todo con miras a establecer responsabilidades sobre estos hechos”, subrayó.

Para Amnistía Internacional “las presuntas ejecuciones extrajudiciales que sucedieron en la parroquia La Vega de Caracas podrían constituir crímenes de lesa humanidad, al insertarse las mismas dentro de un patrón sistemático de crímenes de derecho internacional – y que son parte de una política de control social de la población, en particular dirigida contra hombres jóvenes en situación de pobreza, política que ha sido identificada y denunciada por la Misión de Determinación de los Hechos sobre Venezuela de las Naciones Unidas”.

El organismo tuvo acceso “a imágenes que presuntamente pertenecen a los cuerpos de 14 personas que habrían perdido la vida entre el 6 y el 9 de enero de 2021. Después de un análisis forense de estas imágenes, existen distintos hallazgos que elevan seriamente las preocupaciones en materia de derechos humanos, y en la posibilidad que estos eventos sean parte de un patrón sistemático de ejecuciones extrajudiciales en contra de hombres jóvenes en situación de pobreza con el objetivo de mantener control social sobre las zonas de bajos ingresos”.

  • Cinco de los cuerpos presentan una sola herida en el pecho, en el área cercana al corazón;
  • Uno de los cuerpos presenta una herida cercana al corazón y otra en el lado derecho del tórax;
  • Uno de los cuerpos presenta dos heridas de bala, una en el abdomen y otra en el pecho, cercana al corazón;
  • Dos de los cuerpos presentan heridas de bala en la zona toráxica por encima del corazón;
  • Dos de los cuerpos tienen una única herida de bala en la cabeza (uno con orificio de entrada en la ceja derecha y el otro con orificio de salida en la parte posterior de la oreja izquierda);
  • Uno de los cuerpos presenta una herida de bala en el abdomen derecho superior;
  • Uno de los cuerpos presenta dos heridas de bala en el abdomen;
  • Uno de los cuerpos no pudo identificarse el lugar de la herida porque se encontraba vestido, pero la ropa en la parte superior del cuerpo estaba manchada de lo que parece ser sangre.