Convocaron para Parque Carabobo y una movilización a favor de Maduro los obligó a cambiar de ruta. Llamaron a Plaza Morelos y en ese lugar se congregaron integrantes de los llamados “colectivos”. Sin embargo, “colectivo ratificaron que, tarde o temprano los escucharán en el alto gobierno

Tres veces tuvieron que cambiar el punto de salida, y ni así les permitieron lograr su objetivo. La marcha de trabajadores que exigen la derogación del instructivo de la Oficina Nacional de Presupuesto (Onapre) tenía como punto de concentración Parque Carabobo, pero una convocatoria del oficialismo los obligó a mudarla a la Plaza Morelos, a pocos metros de una sede de la Defensoría del Pueblo. Pero antes de las 11 de la mañana de este martes 21 de junio lo que había en la Plaza Morelos era un grupo formado por unos 10 hombres en motos de alta cilindrada. Los llamados popularmente “colectivos” habían tomado ese lugar, como lo denunció un poco más tarde Eduardo Sánchez, presidente del Sindicato de Trabajadores de la UCV (Sinatra-UCV).

Los manifestantes decidieron subir una cuadra, hacia la esquina en la que confluyen la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) y la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv), y de allí movilizarse hasta el destino que se habían propuesto: el Palacio de Miraflores, con la esperanza de ser escuchados directamente por el mandatario Nicolás Maduro. O la Vicepresidencia, para que la vicepresidenta Delcy Rodríguez les diera una respuesta. Pero un cordón policial lo impidió.

“En horas de la mañana los cuerpos policiales y los colectivos comenzaron a desalojar la plaza diciendo que tenían unas actividades”, subrayó Sánchez.

En esta protesta participaron trabajadores del Complejo Siderúrgico Nacional, de la cementera, de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y de otras dependencias de la Administración Pública. “Lo único que pedimos es que Nicolás Maduro Moros tome cartas en el asunto, porque necesitamos que las empresas estén productivas”, enfatizó Hernán López, dirigente gremial de los siderúrgicos. “Hoy esperamos reunirnos con una comisión del alto gobierno que tome cartas en el asunto, porque ya hemos agotado todas las instancias, como CVG, Ministerio del Trabajo, y no hemos recibido ninguna respuesta satisfactoria.

“Queremos una mesa de trabajo con la directiva del Complejo Siderúrgico, porque desde hace cuatro años no nos han escuchado como trabajadores”, agregó Karla Ramírez. “No los conocemos, no sabemos quiénes son, no conocemos su cara porque no nos dan la cara”.