“Los funcionarios acreditados por Maduro no son reconocidos como legítimos representantes diplomáticos del Estado venezolano”, indicó la especialista en conversación con Contrapunto

La internacionalista Giovanna de Michele asegura que Estados Unidos “no viola la soberanía de Venezuela” al intentar desalojar a los activistas estadounidenses que residen desde hace semanas en la sede de la embajada de Venezuela en Washington.

Argumenta que ello es así porque “para el gobierno de Estados Unidos, Nicolás Maduro ya no representa el poder ejecutivo legítimo en Venezuela, y quien tiene la facultad de nombrar a sus representantes diplomáticos es el gobierno considerado legítimo, que en este caso no es el de Nicolás Maduro”.

“Estados Unidos considera legítimamente autorizados para representar a Venezuela a los designados por Juan Guaidó”, destacó.

De Michele señaló que los activistas que están en la sede diplomática venezolana en territorio estadounidense “no tienen ningún estatus diplomático y no gozan de ninguna inmunidad, por lo que el gobierno de Estados Unidos los considera unos invasores, y serán tratados como invasores de cualquier propiedad privada”.

“Son ciudadanos de nacionalidad estadounidense que decidieron ocupar la sede diplomática”, dijo al comentar que “en el mejor de los casos, ni siquiera están representando a Maduro”.

En estos momentos -prosigue- “Venezuela tiene dos gobiernos, dos representaciones del Poder Ejecutivo, pero para criterio del gobierno de Estados Unidos, tiene uno solo que es el que está representado en la figura de Juan Guaidó”.

Siendo así, -explica- “todos aquellos gobiernos que le han retirado el reconocimiento a Nicolás Maduro como representante legítimo del gobierno de Venezuela, tienen todo el derecho de pedir que sea desalojada la sede diplomática que está siendo ocupada por la misión por él designada”.

“Los funcionarios acreditados por Maduro no son funcionarios reconocidos como los legítimos representantes diplomáticos del Estado venezolano”, manifestó la especialista, al expresar que todo “radica en el retiro del reconocimiento al gobierno de Nicolás Maduro como gobierno legítimo del Estado venezolano”.

Al consultarle si la acción estadounidense viola la Convención de Viena, -que es la que rige las relaciones diplomáticas,- De Michele resaltó que no, porque “la Convención de Viena regula las relaciones diplomáticas entre los estados, pero quienes ejercen las representaciones diplomáticas son los gobiernos”.