Un nuevo CNE y la disolución de la asamblea constituyente son medidas imprescindibles, señaló la organización

La mejor forma de que Venezuela salga de la crisis actual, según Crisis Group, es que las fuerzas moderadas logren ponerse de acuerdo para constituir un gobierno de transición en el que todos los sectores en pugna cumplan un rol importante.

En un informe difundido este miércoles, 15 de mayo, la organización sostuvo que “la forma óptima de salir de la crisis implica una transición negociada por fuerzas moderadas de ambos bandos, con la ayuda de los países de la región”.

El país necesita “un gobierno de transición inclusivo en el que la oposición, los chavistas y los militares desempeñen un papel importante”, y que dé paso a elecciones presidenciales.

Para eso se requiere “una autoridad electoral con la imparcialidad y capacidad técnica para celebrar elecciones fiables bajo observación internacional”.

También plantea la “restauración total de los poderes de la Asamblea Nacional y disolución de la Asamblea Constituyente” y el “respeto por la integridad de las fuerzas armadas, particularmente los altos mandos, durante y después de la transición”.

Según el análisis de Crisis Group “el gobierno de Maduro no puede resolver la crisis económica ni obligar a sus opositores, dentro del país, a un sometimiento indefinido”, pero “ni la oposición ni sus aliados pueden esperar que Maduro y sus adeptos se rindan, a pesar de la catástrofe económica que enfrentan”.