Christian Chirinos ratificó que “nuestra Solución Para Miranda es un plan para la lucha anti Covid, hoy requerimos un instituto especial de Covidologia, que no solo plantee operativos, sino el abordaje de los servicios públicos necesarios y el saneamiento integral de las comunidades”

Tras el aumento alarmante de casos positivos por COVID-19 en el estado Miranda, el candidato a la gobernación por el partido Soluciones para Venezuela, Christian Chirinos, propone crear un instituto especial de covideología, ante la ausencia del ejecutivo regional.

Chirinos aseguró que “Miranda está en los primeros por contagios de COVID-19 y nuestros hospitales no tienen las condiciones para enfrentar esa Pandemia. Además, queda claro que para el gobierno regional saliente no le importa porque está ausente, y que la COVID-19 no solo se enfrenta con vacunas, cosa que es importante, pero el contagio de sus nuevas variantes requiere de un plan que ataque integralmente las condiciones que permiten su propagación”.

Recordó que “hace 70 años, Venezuela se convirtió en el primer país del mundo en erradicar la malaria. El esfuerzo liderado por el Dr. Arnoldo Gabaldón, desde la Dirección de Malariologia puso al país en la vanguardia de la gestión de salud”.

Ante ello, el abanderado por Soluciones para Venezuela propuso la creación de un instituto especial de covideología que monitoree, atienda y de soluciones a los mirandinos en función de evitar la propagación y el aumento de casos.

Asimismo, cuestionó que “hoy se recomienda a los mirandinos el lavado frecuente de manos, pero en los 21 municipios no hay Agua, hoy se exige a los ciudadanos evitar las aglomeraciones en el traslado, pero la escasez de unidades de transporte hace que los mirandinos se trasladen con hacinamiento, hoy se plantea la incorporación de los niños a las muy necesarias clases presenciales, pero no existe un plan de saneamiento ambiental y muy pocos pueden adquirir uniformes, menos podrán adquirir tapabocas”.

Agregó que “la lucha anticovid nos plantea el necesario reto de enfrentar la ausencia de servicios públicos como el agua, gas, transporte, educación y la integración efectiva de las parroquias y comunidades”.