Los ejecutivos de Chevron temen que no se extienda el plazo de permanencia en Venezuela debido a que perderían algunos de sus activos en suelo venezolano

La empresa petrolera estadounidense Chevron Corporation, “está presionando a Estados Unidos para que reduzca las sanciones contra Venezuela y así poder continuar con sus negocios en el país”, informó la compañía de noticias norteamericana Bloomberg.

“Los ejecutivos de Chevron le han pedido al personal local que la compañía espera que se extiendan las exenciones que vencen el 27 de julio, lo que le permitirá permanecer en Venezuela. Esperan que la administración de Estados Unidos tome una decisión a mediados de junio para que se pueda notificar a los proveedores con anticipación”, indica el documento.

Las sanciones impuestas por la administración del presidente norteamericano, Donald Trump, en enero, impidieron que las compañías estadounidenses realizarán operaciones comerciales con empresas venezolanas; en ese contexto, Chevron y algunos proveedores de servicios petroleros, como Schlumberger Limited y Halliburton, obtuvieron permiso para continuar sus operaciones en el país hasta finales de julio.

Los ejecutivos de Chevron temen que no se extienda el plazo de permanencia en Venezuela debido a que perderían algunos de sus activos en suelo venezolano, en los que han invertido durante décadas.

Chevron y la estatal de Venezuela, Petróleos de Venezuela (Pdvsa), trabajan en pro de proyectos de mantenimiento e ingeniería en el este de Venezuela, cerca de los campos de la Faja Petrolífera del Orinoco.