Para el oficialismo el ex presidente boliviano fue obligado a dejar el poder. Para la oposición el único golpe de Estado lo dio Morales, al perpetrar un presunto fraude.

El chavismo solicitó discutir y condenar en la Asamblea Nacional (AN), el “golpe de Estado contra Evo Morales y contra el pueblo boliviano”, pero la mayoría opositora en el Parlamento negó el debate.

El legislador Julio Chávez, denunció “la grosera injerencia” del Secretario General de la OEA, Luis Almagro, y lo acusó de propiciar el desconocimiento “de la voluntad del pueblo de Bolivia”.

Exigió “que se respete el principio de autodeterminación”.

Le replicó la parlamentaria opositora Marialbert Barrios (Primero Justicia), quien argumentó que el único golpe de Estado en Bolivia, lo propició Evo Morales al intentar un fraude electoral.

Lo que hay en Bolivia es “la activación de una sociedad civil”, que lucha por “elecciones libres y transparentes”, aseveró Barrios.