El politólogo dijo que ambos sectores políticos siguen “enfrascados en una lucha politiquera”, y que “Venezuela está al borde de una guerra civil o un golpe de Estado”

El politólogo Carlos Raúl Hernández expresó, en entrevista por Globovisión, que “tiene que haber un cambio en el país, Venezuela va por el camino a ser un Estado fallido. Venezuela está al borde de la destrucción, el camino de la confrontación es la destrucción de Venezuela, una guerra civil o un golpe de Estado“.

Respecto al diálogo efectuado entre sectores de oposición y el Gobierno, refirió que “ambas partes están negociando, pero no lo están haciendo ni de buena fe ni en serio, porque toman medidas radicales, como por ejemplo la convocatoria de elecciones parlamentarias”.

Acotó que en el país hay presiones internacionales por parte de la Unión Europea, Estados Unidos, Rusia y China, por esto se dan estas reuniones donde dicen que “hay diálogo pero no hay negociación”.

El analista político dijo que existen propuestas de Alemania para mejorar el Sistema Eléctrico Nacional que necesita el permiso de la Asamblea Nacional (AN) y del Poder Ejecutivo, pero nadie habla de eso, “seguimos enfrascados en una lucha politiquera”.

“La desgracia es que Maduro cree que él puede salir de esta situación sin que pase nada” aseveró Raúl Hernández.

El analista consideró que la oposición debe reconstruir los partidos políticos y la confianza en el voto. “Lo que ha pasado es que las fuerzas opositoras que se beneficiaron del voto, desvirtuaron y desacreditaron el mismo voto” dijo.

Asimismo, señaló que “todos los procesos de cambios políticos donde se han salido de dictaduras ha sido a través del diálogo en su mayoría”.

Acotó el entrevistado que “no existe confrontación entre el presidente de la república Nicolás Maduro y elpresidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) Diosdado Cabello, porque ya Maduro se lo hubiese quitado de encima así como lo hizo con la exfiscal de la república Luisa Ortega y con el exministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz Miguel Rodríguez Torres.