El video devela una operación que constaba en usar la imagen del político opositor Juan Guaidó “como pantalla” para el respaldo de la población y de la comunidad internacional pero sin darle voz ni voto, y designando como presidente al general Raúl

Baduel

El presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) reveló, en su programa Con El Mazo Dando que se transmite en el canal de señal abierta VTV, una serie de vídeos donde personajes militares conspiran para realizar un golpe de Estado y neutralizar al “uno y dos” del gobierno venezolano.

Los vídeos mostrados por Cabello van desde testimonios de militares identificados como tenientes involucrados, llamadas de quien fue identificado como el hijo del general Baduel, vídeo conferencias entre diferentes personajes que fueron como el General Cisco (Marino) de la Fuerza Área y el General Báez (alias Mariscal), el abogado Alexis Ortíz, el exdirector del Sebin, Cristopher Figuera, y otros, y conferencias entre presuntos funcionarios activos y retirados de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

Cabello afirma que la mayoría de los involucrados participaron en la Operación Azul, y habla de cómo lograron darle seguimiento desde una reunión que se planteó en el Centro Comercial Buenaventura, en Guarenas-Guatire, donde identificaron a los supuestos conspirantes y a los vehículos donde se trasladaban.

“Desde hace 14 meses estamos vigilando y recaudando las pruebas para meter presos a todos esos sinvergüenzas. Todas sus videoconferencias las tenemos”, explicó.

Dentro de los videos se hablaba del asesinato del objetivo “uno y dos” para la desestabilización de los aliados chavistas, así como el uso de las muertes para convencer al resto del sector militar. También se destaca la importancia de la “neutralización” del número “uno” dentro de la operación.

Mariscal se refiere al lider opositor Juan Guaidó con el nombre clave de Lander, y habla de la necesidad del uso de la imagen del político para convencer a la población y a la comunidad internacional de respaldar el golpe de Estado, ya que este es reconocido por diferentes países como presidente interino, pero que el mismo no tendría voz y voto dentro de las desiciones.

Se comenta dentro del plan, la designación del General Baduel como presidente de Venezuela y la petición al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en el exterior, o al secretario de las Naciones Unidas, António Guterres, que “digan unas palabras para justificar y respaldar sus acciones”.

Dentro de las conversaciones que fueron develadas se nombraba la presencia de grupos armados israelí y colombianos, así como el secuestro de armamento y tanques venezolanos para su uso en la neutralización y toma de plazas militares.

“Hay uno ahí que daba la idea de atacar las estaciones de servicio de gasolina, ese es israelí. Ellos supuestamente tenían los detalles de las movilizaciones de cada uno de nosotros. Nosotros también tenemos los de ellos y lo hemos demostrado capturando a toda esta banda”, explicó Cabello.