En el Palacio de Miraflores, al mediodía del 12 de abril y mientras se desconocía el paradero del presidente Hugo Chávez, el presidente de Fedecámaras se proclamó presidente de Venezuela

El 12 de abril de 2002, una vez consumado el golpe de Estado contra el presidente Hugo Chávez, el empresario Pedro Carmona Estanga se autojuramentó como mandatario de Venezuela.

Con el llamado “Carmonazo” el presidente de Fedecámaras disolvió todos los poderes públicos.