El diputado Sergio Vergara (Voluntad Popular) relató cómo fue el allanamiento de su vivienda al amanecer de este jueves 21 de marzo, perpetrado por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

A las 2:30 am “sentí como golpeaban las puertas de mi casa, y luego de unos minutos de salir de la somnolencia me acerqué a la ventana y me pude percatar de la presencia de unas unidades Toyota marcadas con las siglas del Sebin”.

Había “encapuchados con armas largas intentando entrar a la vivienda”, señaló. Los funcionarios “me apuntaron”, y al decirles “que era diputado, que tenía inmunidad parlamentaria” igual “me exigieron que bajara, me sometieron, me lanzaron al piso”.

Vergara dijo que sintió “el ingreso de múltiples personas que empezaron a revisar la casa”, que abrían y cerraban puertas, que forzaban un armario. Los funcionarios estuvieron, al menos, durante tres horas, en presencia de dos fiscales.

Mientras tanto “ingresaron a la vivienda de Roberto Marrero”.

Los fiscales posteriormente se excusaron y dijeron que era “un error”, detalló. También le mostraron la orden de allanamiento de la vivienda de Marrero, firmada por la jueza Carol Padilla.

El legislador contó que Marrero, antes de ser trasladado, le gritó: “Sergio, me metieron dos fusiles y una granada, en lo que es una clara siembra como lo han hecho en anteriores oportunidades con decenas de venezolanos”.