El Ejecutivo reconoció la labor de los héroes que combaten el fuego y preservan la integridad de los recursos naturales

Un contingente de por lo menos 20 mil personas se sumarán al resguardo de los espacios naturales del país, confirmaron las autoridades venezolanas.

“Hace dos semanas el presidente de la República, Nicolás Maduro, instruyó fortalecer los cuerpos de salvaguarda y de protección de la naturaleza, crecer en 10 mil guardaparques y 10 mil bomberos forestales a nivel nacional para resguardar los espacios naturales”, puntualizó este jueves Josué Lorca, presidente del Instituto Nacional de Parques (Inparques) y viceministro para la Gestión Socialista del Ambiente.

Lorca intervino durante un acto especial por el Día Internacional del Combatiente Forestal, en el cual se confirieron más de 30 condecoraciones a bomberos forestales, bomberos del Distrito Capital, Guardaparques, funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana y grupos voluntarios que resguardan los espacios naturales.

En ese contexto, indicó que el país debe avanzar hacia un sistema de protección integral, un cuerpo orgánico para proteger los parques y monumentos naturales.

La imposición de condecoraciones, barras y botones de reconocimientos se efectuó en el Mirador Boyacá del Parque Nacional Waraira Repano, y estuvo a cargo del viceministro para la gestión del riesgo y Protección Civil, Randy Rodríguez, y del viceministro Josué Lorca.

Los reconocimientos otorgados son la Orden Cruz de Protección Civil en su tercera clase, Acción al Valor de Cuerpos de Bomberos, Barra de Honor al Mérito, Barra del Espíritu Bomberil y botones al mérito de bomberos del Distrito Capital.

“Hoy hemos premiado la valentía y el coraje de hombres y mujeres que se dedican día a día al resguardo de nuestras áreas naturales; el objetivo es que el pueblo reconozca la importancia que estos hombres y mujeres tienen en la sociedad”, expresó Rodríguez.

El funcionario reseñó que la celebración de este día comenzó en diciembre de 1998, luego de un incendio ocurrido en Canadá en el cual perdieron la vida cinco combatientes pertenecientes a una brigada forestal.