Gil Yepes asegura que en estos momentos es propicia la aparición de una figura emergente, que no esté asociado con ninguno de esos dos representantes

La encuesta aplicada en septiembre por la firma Datanálisis fue publicada recientemente y dió a conocer que el 62,2 % por ciento de los venezolanos no respalda ni al gobierno de Nicolás Maduro, ni al sector opositor encabezado por Juan Guaidó.

El socio director de la firma responsable del estudio, José Antonio Gil Yepes, expresó “Aquí no hay héroes en política. No hay un polo de atracción”,  también indicó que la falta de unidad y estrategia en la oposición, además de las “desacertadas” decisiones económicas del oficialismo han provocado esta desconexión “abismal” del ciudadano.

“Ni el gobierno ni la oposición están atrayendo ni convenciendo. Lo que explica el fracaso del estamento político -partidista y gubernamental- en general, es que ellos están trabajando en función de su interés propio, de llegar o de mantenerse en el poder, pero no están acompañando a la gente en la solución de sus problemas cotidianos”, indicó Gil Yepes en entrevista con la Voz de América (VoA).

En este sentido, el estudio realizado por la firma Datanálisis, también revela que ningún líder político venezolano supera el 30 % de valoración positiva.

Ninguno de los dirigentes sale bien valorado en el estudio de Datanálisis, que preguntó a los consultados cómo evaluaban la labor de diferentes actores de la política venezolana en función del bienestar del país.

El lider opositor, Juan Guaidó, recibió 27 % de apreciación positiva. Le siguen la exdiputada María Corina Machado con 21 %, el ex preso político Leopoldo López con 16,2 % (hoy exiliado en Madrid, España), Nicolás Maduro con 14,4 % y el excandidato presidencial Henrique Capriles con 14 %.

A juicio de Gil Yepes, asegura que el en estos momentos es propicia la aparición de una figura emergente, que no estuviese asociado ni con Guaidó ni con Maduro, lo que se conoce como un outsider, pero cree que enfrentaría varias dificultades.

“No tiene manera de triunfar por la falta de maquinaria y -si llegara a triunfar- no tuviera manera de gobernar. Sería un outsider sin estructuras que lo apoyen, porque los líderes de oposición y gobierno son rechazados”, señaló.