Diputados de la Asamblea Nacional (AN) no pudieron ingresar este martes 14 de mayo al Palacio Federal Legislativo. Desde la mañana, funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional tomaron las instalaciones ante la presencia de un supuesto artefacto explosivo dentro del Palacio.

El diputado Jorge Millán dijo que insistirán en realizar la sesión ordinaria de este martes dentro del hemiciclo de sesiones, pero, de no lograrlo, convocarán de nuevo para este miércoles 15 de mayo. Adelantó que el presidente de la AN, Juan Guaidó, se pronunciará este martes ante lo ocurrido.

Millán adelantó que se encuentran presionando ante lo que catalogan como una hecho irregular, sobretodo cuando el Palacio se encuentra fuertemente custodiado por la GNB desde la sesión del pasado martes, la primera que realizaban desde el alzamiento militar del pasado 30 de abril.

“Nosotros vamos a sesionar en el Palacio Federal, así que exigimos cese el secuestro por parte de la GNB, PNB y de colectivos”, expresó el parlamentario Millán a las afueras de la sede administrativa de la AN, en la esquina de Pajaritos, donde se encontraban reunidos para decidir lo que pasará con la sesión.

El diputado Juan Pablo Guanipa insistió en que lo del supuesto artefacto explosivo “es una táctica de Nicolás Maduro para impedir que el Parlamento ejerza sus funciones”.

Guanipa añadió que la GNB es la encargada de la seguridad del Palacio Federal Legislativo, ante eso, se pregunta cómo permitieron el ingreso del supuesto artefacto.

El Parlamentario por el estado Zulia aclaró que dentro del Palacio no hay presencia de personal de confianza de los diputados, por lo que todo lo que todo lo digan desde el Gobierno de Nicolás Maduro será contradicho.

Para la sesión ordinaria de este martes estaba pautado un debate sobre la detención del primer vicepresidente de la AN, diputado Edgar Zambrano, debate sobre el poder adquisitivo y el salario de los venezolanos y un proyecto de acuerdo del restablecimiento de la vigencia de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.