Las autoridades pretendían que no se supiera nada de la muerte de Caroní, el jaguar del Parque del Este, denunció este lunes la dirigente sindical Marlene Sifontes, secretaria de organización del Sunep-Inparques.

“Les dijeron a los trabajadores que no dijeran nada y trasladaron a un felino al parque, reportó Sifontes, pero la gente estaba indignada y se informó. Las autoridades de Inparques deben informar qué pasó, insistió, aunque hay versiones extraoficiales- “y están amenazando a los trabajadores”.

Es “el secreto mejor guardado de Inparques” el número de animales en cautiverio que han muerto en Venezuela, en el contexto de la emergencia humanitaria compleja, sentenció en entrevista con Unión Radio.

Sifontes denunció que se han visto ratas cerca de las exhibiciones de fauna en el Parque del Este, lo que implica un riesgo para los animales y para sus cuidadores. Los trabajadores necesitan sombrero y camisas gruesas, destacó.