Este insecto, que decapita a las abejas, puede llegar a Venezuela, señala el médico veterinario Otto Alvarado

Denunciado como una plaga más que se agrega a las que ya sufre una humanidad en cuarentena por la COVID-19, el avispón gigante asiático también ha sido detectado en América.

Ya lo vieron en Vancouver y en Washington. La fuente de traslado es el comercio en barcos, afirma el médico veterinario Otto Alvarado. Puede llegar a América del Sur, puede llegar a Venezuela, advierte.

Este avispón, se alimenta de otros animales voladores y ataca a las abejas, detalla Alvarado. Según sus cálculos, 30 avispones pueden acabar con 30 mil abejas.

Si no se controla, puede acabar con las abejas y, por ende, afectar la producción de miel. También llega a alterar la polinización, lo que se convierte en una amenaza para la alimentación de las personas.