Según las autoridades hay inspecciones regulares sobre la embarcación

El INEA asegura que se cumplen los protocolos de confiabilidad operativa de la unidad de almacenamiento flotante de crudo Nabarima, que se encuentra en aguas del Golfo de Paria.

Grupos ambientalistas, trabajadores del sector petrolero y representantes de la Asamblea Nacional han advertido, vía redes sociales, que la presencia de este buque es una amenaza para el ambiente y señalan que puede generar un derrame de crudo.

El Instituto Nacional de Espacios Acuáticos (INEA), informó que inspeccionó junto a una comisión de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), la Capitanía de Puerto de Güiria  y Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA) y comprobó las normas de seguridad requeridas.

Agregan que en estas “visitas rutinarias al buque” las autoridades verifican las condiciones de los equipos, personal a bordo y procedimientos de protección ambiental, además del cumplimiento de los protocolos de bioseguridad contra el COVID-19.