La Sociedad Venezolana de Ecología ratificó que se está construyendo infraestructura en parques nacionales no cónsona con la conservación, para turismo VIP y rompiendo con la normativa.

Vilisa Morón Zambrano, bióloga y presidenta de la sociedad, dijo que el turismo VIP se ha visto en los últimos tres o cuatro años. Ha coincidido con la presión internacional contra figuras públicas.

Esta es prácticamente una política de Estado, condenó, ya que Inparques está dando los permisos o, al menos, está en conocimiento. Los ciudadanos tienen la vía legal, mediante las denuncias en la Contraloría, recordó.

Esto afecta el paisaje y la dinámica de los sitios, alertó. No se ha hecho la cuantificación del impacto en superficie, pero ocurre en Canaima, El Ávila, Los Roques, en la reserva de fauna silvestre de Cuare. En Cuare son más de 20 hectáreas de manglares deforestadas para construir canales de navegación y se ha pasado cableado para construir una posada y que los yates lleguen al lugar, denunció. Se han llevado las denuncias ante instancias internacionales.

Se han estrellado flamencos y otras aves en el cableado, al menos 5 o 10 denuncias semanales, estimó Morón.

En Los Roques se están construyendo casas y posadas, denunció; les están dando permisos entre comillas.