Gran parte de la ciudad ha estado en una relativa soledad, solo los supermercados y farmacias tienen clientes

Este viernes, el quinto día de cuarentena, distanciamiento social y de que fue impuesta la orden de solo salir de los hogares para comprar alimentos, emergencias médicas y trabajar quienes laboran en empresas de comunicación, distribución de alimentos y salud. 

Gran parte de la ciudad, ha estado en una relativa soledad, solo los supermercados y farmacias tienen clientes. Los restaurantes de Las Mercedes, del centro y del Este han estado cerrados. Pero este día Contrapunto quiso ir a Catia, ya que ha estado en Coche, Quinta de Crespo y varios mercados en toda Caracas. 

Desde la entrada del 23 de Enero, donde se confirmó que un caso de COVID-19 está en cuarentena, desde ahí la Policía Nacional Bolivariana (PNB), La Fuerza de Acciones Especiales (Faes) y civiles encapuchados resguardan el acceso a la parroquia del municipio Libertador.

La gente hacía mercado en los establecimientos abiertos, compraban pan donde podía, como un día cualquiera, hacían su rutina de abastecimiento en sus casas. 

En Plaza Sucre, un camión del Estado pregonaba con un megáfono una propaganda que pedía a la gente mantener distancia, no salir de sus casas sino para hacer mercado y atender emergencias médicas. Las personas pasaban y veían el camión, donde empleados del gobierno les repartían volantes que divulgaban la campaña de prevención de gobierno. 

“Se les pide que en sus hogares salga una sola persona para hacer las compras. Si sale de su casa hágalo con el tapaboca que tiene uso obligatorio”, sonaba en el parlante. 

Jorge Rodríguez, anunció el pasado jueves seis nuevos casos de coronavirus en Venezuela, por lo que se han registrado 42.