También revelaron que según un informe de “2020 Global Report on Food Crises” del PMA, 9,3 millones de personas en Venezuela, es decir, 32% de la población, requiere “acciones de urgencia” en el ámbito alimentario

32 organizaciones no gubernamentales exhortaron al Gobierno de Nicolás Maduro a que se permita, de manera urgente, el ingreso al país del Programa Mundial de Alimentación (PMA) de las Naciones Unidas, para poder palear la crisis en medio de la pandemia por COVID-19.

“La carencia en la que se halla sumida nuestra población, el hambre, el trabajo inestable, la precariedad del sistema de salud, la reducción drástica de las remesas, la falta de servicios como la electricidad, el agua, el gas doméstico y el transporte, así como la falta de combustible, implican que no será posible implementar medidas estrictas para prevenir el COVID-19 en Venezuela, sin ofrecer opciones que posibiliten cumplirlas”, detalla el comunicado suscrito por las 32 ONG.

El documento también expresa que el Estado venezolano no tiene las capacidades, ni los recursos necesarios para gestionar y proteger a los ciudadanos de los estragos de la pandemia. “La ayuda internacional humanitaria recibida, que sin duda representa un aporte fundamental, resulta limitada para abordar la magnitud de las urgencias y necesidades que constatamos entre nuestra población”, advierten.