La investigación se inició después de detectarse en territorio español el uso masivo de permisos de conducir de Venezuela falsificados

Las fuerzas de seguridad detuvieron en España a 293 personas por usar falsos permisos venezolanos de conducir, que obtenían de grupos criminales ubicados en el país sudamericano y que luego trataban de canjear por el carné español.

Las detenciones se efectuaron en 15 provincias de varias regiones, la mayor parte en Madrid, con 67; Santa Cruz de Tenerife (islas Canarias), 65; Alicante (este), 35; Valladolid (centro norte), 28; y Málaga (sur), 24.

Acusados de falsedad documental, los sospechosos pagaban una media de 90 dólares a las organizaciones delictivas, con las que contactaban por medio de redes sociales. Estos grupos se comprometían a entregarles por vía postal la licencia falsificada en el plazo de dos o tres días, informó la Policía española este martes.

La investigación se inició, después de detectarse en territorio español el uso masivo de permisos de conducir de Venezuela falsificados.

Desde agosto de este año, en ese país se emite un nuevo formato que no cumple con los requisitos legales requeridos para el proceso de canje, así que los sospechosos recurrían a grupos criminales para conseguir una falsificación del modelo anterior.

Una vez en posesión de la licencia falsa, la presentaban en las oficinas provinciales de la Dirección General de Tráfico para obtener la española, lo que les permitía circular libremente por las carreteras de la Unión Europea, se informó.