Los disturbios se intensificaron el lunes a raíz de la visita del presidente norteamericano Donald Trump

Siete personas fallecieron y 150 resultaron heridas durante las protestas en la India, debido a la aprobación de la Ley de Enmienda a la Ciudadanía (CAB) hace dos meses y la visita del Presidente de EEUU., Donald Trump, a esa nación.

Los disturbios enfrentaron a miles de personas quienes manifestaban a favor y en contra de la ley en un distrito del noreste de Nueva Dehli.

Según informó el superintendente médico del Hospital Guru Teg Bahadur de Nueva Delhi, Rajesh Kalra, “algunas de las personas ingresadas tenían heridas de bala”.

Debido a los disturbios se decretó el cierre de las escuelas y de al menos cinco estaciones de metro.

La policía empleó gases lacrimógenos y granadas de humo, mientras los protestantes lanzaban piedras, derribaban las barricadas metálicas e incendiaban vehículos y un surtidor de gasolina.

Mientras todo esto ocurre, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump se reúne con Narendra Modi, el primer ministro indio.

Por su parte, en la mañana de este martes 24 de febrero, Trump en rueda de prensa señaló que “las relaciones con la India nunca han sido mejores”, sin hacer referencia a las protestas.

El Ministro jefe de Delhi, Arvind Kejriwal, exhortó a la población para que se imponga la paz: “Cualquier problema que tenga la gente puede ser resuelto pacíficamente. La violencia no ayudará a encontrar una solución”, dijo.

La Ley de Enmienda a la Ciudadanía enfrenta a minorías religiosas indias desde hace dos meses. La CAB, según sus siglas en inglés, permitirá pedir la ciudadanía a los indocumentados que provengan de Pakistán, Bangladesh y Afganistán y que demuestren ser hindús, sij, budistas, jain, parsi o cristianos.

La polémica radica en que los musulmanes de las misma características no tendrán esos derechos. Medida que se califica por algunas personas como discriminatoria, mientras que sus defensores sostienen que era necesaria para dar asilo real a los perseguidos en sus países de origen.