Se aprobó la reforma al artículo 108 para que el presidente y legisladores en funciones puedan ser juzgados por hechos de corrupción o delitos electorales

El Senado de México aprobó con 111 votos a favor y uno en contra la reforma constitucional que elimina el fuero y permite juzgar al presidente y a legisladores en funciones por corrupción, delincuencia organizada y otros delitos.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, celebró la reforma constitucional. “Es un hecho histórico. Un paso adelante en la cuarta transformación de la vida pública del país. Son hechos, no palabras”, indicó este jueves en Palacio Nacional.

López Obrador relacionó el desafuero con su lucha frontal contra la corrupción y la impunidad, que son “el cáncer de México”.

El miércoles se aprobó la reforma al artículo 108 para que el presidente en funciones pueda ser juzgado por hechos de corrupción, así como que los legisladores en funciones puedan ser juzgados por corrupción o delitos electorales.

El también líder del izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena) deseó que en la Cámara de Diputados, que ahora debatirá la decisión del Senado, añada también que gobernadores estatales puedan ser juzgados.