Autoridades de Japón reportaron su desaparición

Julius Ssekitoleko, de 20 años de edad, fue visto por última vez por sus compatriotas poco antes de la medianoche del viernes.

Medios locales informaron que fue declarado desparecido tras constatarse que no se encontraba en el hotel de la ciudad japonesa de Izumisano, que alberga a la delegación ugandesa, anunció un portavoz de la alcaldía de esta ciudad cercana a Osaka.

Poco después del mediodía del viernes, las autoridades de la ciudad informaron a la policía de la ausencia del levantador de pesas Julius Ssekitoleko, de 20 años de edad, que no se presentó para efectuar un test diario anticovid.

Un medio ugandés, el Daily Monitor, reseñó que el atleta olímpico estaba inscrito en una lista de espera para los Juegos, pero recientemente perdió toda esperanza de participar como consecuencia de las cuotas olímpicas, por lo que tenía que regresar a su país próximamente.

Ssekitoleko formó parte del primer grupo de nueve deportistas, entrenadores y directivos ugandeses que llegaron a Japón a mediados de junio y en el que dos personas, que no eran atletas, dieron positivo al covid poco después. Todo el grupo fue puesto en cuarentena inmediatamente.

Las autoridades japonesas han previsto drásticas restricciones para todos los participantes de los Juegos de Tokio (del 23 de julio al 8 de agosto) en momentos en los que la crisis sanitaria se agrava en el país.

Los deportistas son sometidos a diario a test y sus desplazamientos están limitados a sus lugares de alojamiento, sus centros de entrenamiento y las instalaciones de competición.

Casi todas las competiciones se disputarán a puerta cerrada, según decidieron los organizadores la semana pasada.