El secretario del Consejo de Seguridad del Kremlin, Nikolái Pátrushev, se lo dijo al primer ministro en funciones, Benjamí Netanyahu

Rusia, potencia aliada de Irán en Siria, se comprometió este lunes a garantizar la seguridad de Israel ante las fricciones con la república islámica, un compromiso que el secretario del Consejo de Seguridad del Kremlin, Nikolái Pátrushev, expresó al primer ministro en funciones, Benjamí Netanyahu.

Pátrushev, de visita oficial en el país, se reunió poco después de llegar con el jefe de Gobierno israelí, a quien aseguró que Moscú presta “especial atención a garantizar la seguridad de Israel”, y añadió que durante su estancia se tratará “la situación regional, sobre todo Siria”, según declaraciones recogidas por el digital local “Times of Israel”.

El alto cargo ruso se encuentra en Jerusalén para reunirse este martes en una cumbre tripartita sin precedentes con el asesor de Seguridad Nacional de la presidencia estadounidense, John Bolton, y su homólogo israelí, Meir Ben-Shabat.

El encuentro es visto por Israel como un hito diplomático al haber conseguido juntar en el país a los altos representantes de EEUU y Rusia, que dialogarán sobre la reciente escalada de tensiones con Irán en la región en un encuentro que los anfitriones israelíes consideran clave para el futuro estratégico y de seguridad en Oriente Medio.

Se espera que Rusia, aliada de Teherán en el conflicto sirio, presente los intereses de Irán en la cumbre, donde previsiblemente se abordará el aumento de tensión entre EEUU y la república islámica en el estrecho de Ormuz, tras la suspensión en el último momento por su presidente, Donald Trump, de un ataque contra Irán por el derribo de un dron estadounidense el pasado jueves.

Israel, que considera a Irán su enemigo acérrimo y una amenaza existencial, por su parte está especialmente preocupado por el desarrollo de armamento nuclear iraní y por la presencia militar de Teherán y sus milicias aliadas en Siria, donde apoyan, igual que Rusia, a las fuerzas gubernamentales del presidente Bachar al Asad.

Durante el encuentro de este lunes, Netanyahu reiteró ante Pátrushev su firme posicionamiento.

“Rusia entiende el significado que le damos al régimen (Irán) que exige nuestra destrucción y trabaja diariamente para lograr este objetivo”, declaró el primer ministro, quien recalcó que “Israel no permitirá que Irán se atrinchere” en Siria, y “hará todo lo posible para evitar que obtenga armas nucleares”.