La cancillería rusa mantiene su postura de que las acciones que llevaron a la dimisión de Evo Morales, “equivalieron a un golpe de Estado”.

El Vicecanciller ruso, Serguéi Riabkov, reconoció este jueves 14 de noviembre a la Senadora Jeanine Áñez, como Presidenta Interina de Bolivia, hasta realizarse nuevas elecciones y se mostró preocupado por la falta de quórum en el Parlamento al votar por su candidatura.

El diplomático mantiene su postura de que las acciones que llevaron a la dimisión de Evo Morales, “equivalieron a un golpe de Estado”.

“Está claro que precisamente ella será considerada como mandataria de Bolivia, en el período hasta que se elija al nuevo presidente”, y precisó que, “no se trata de un reconocimiento de que lo que ha ocurrido, ha sido un proceso legal”.

La portavoz de Ministerio de Asunto Exteriores de Rusia, María Zajárova, recordó que Rusia expresó su preocupación por la situación en Bolivia y por el hecho de que la disposición del Gobierno de Morales, a buscar “soluciones constructivas a base de diálogo haya sido arrollada por el desarrollo de los acontecimientos, que siguieron un patrón de golpe de Estado”.