El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Robert O’Brien, rechazó inmediatamente la propuesta rusa, precisamente por no incluir la congelación de las ojivas nucleares

Rusia está preparada para congelar las ojivas nucleares junto a EEUU durante un año si se extiende por igual periodo de tiempo el tratado Nuevo START, que es el último pacto de control de armas vigente entre ambas potencias y que expirará el 5 de febrero de 2021.

“Rusia propuso prorrogar un año el tratado START y está dispuesta, junto con EEUU, a asumir un compromiso político para ‘congelar’ el número de ojivas nucleares en manos de ambas partes para ese periodo”, aseguró el Ministerio de Exteriores en un comunicado.

Esta postura solo puede ser aplicada, agrega Moscú, bajo el entendimiento de que la congelación de las cabezas nucleares no vaya acompañada de ninguna exigencia adicional por parte de EEUU.

Si este enfoque satisface a Washington, entonces el tiempo ganado como resultado de la prolongación del Nuevo START puede ser empleado para negociaciones bilaterales integrales sobre el futuro control de armas nucleares, teniendo en cuenta obligatoriamente todos los factores que afectan a la estabilidad estratégica.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, propuso el pasado viernes prolongar un año sin condiciones el acuerdo nuclear de reducción de armas nucleares pero sin mencionar la posibilidad de una congelación mutua del arsenal nuclear como exige EEUU.

El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Robert O’Brien, rechazó inmediatamente la propuesta rusa, precisamente por no incluir la congelación de las ojivas nucleares, por lo que el Moscú se vio hoy obligado a aclarar la postura de Rusia.

“Rusia no recibió una respuesta oficial de EEUU a la postura formulada por el presidente Putin (…)”, señaló la diplomacia rusa, que ahora espera una reacción formal de parte de Washington a la propuesta rusa.

En principio, su vigencia puede ser prorrogada por cinco años, hasta 2026, pero eso ya está descartado porque ambas partes no se ponen de acuerdo, sobre todo porque EEUU exige la participación de China en las negociaciones, algo que rechaza Pekín.

Rusia a su vez ha dicho que en todo caso habría que incluir en las negociaciones también a Francia y el Reino Unido, las otras dos potencias nucleares declaradas miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU.

Los expertos temen que la expiración del Nuevo START lleve a una nueva carrera de rearme nuclear, ya que por primera vez desde 1972 no habría ningún acuerdo de control de armas atómicas en vigor entre las dos mayores potencias nucleares del mundo.

Noticia en desarrollo…