Guillermo Botero también fue abordado por la situación de violencia en el Cauca, donde recientemente fueron asesinados indígenas en varios atentados. 

El Ministro de Defensa de Colombia, Guillermo Botero, renunció a su cargo, tras un escándalo por un bombardeo militar contra disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en el que fallecieron ocho menores.

A través de un comunicado difundido en la cuenta de Twitter del Ministerio de Defensa, Botero informó que se reunió el con Presidente, Iván Duque, y acordaron que lo más conveniente era que él abandonara su cargo.

Reiteró que, la mejor decisión que tomó fue la de atacar el crecimiento de cultivos ilícitos con más de 100 mil hectáreas erradicadas durante su gestión.

Este martes 5 de noviembre, el Senado comenzó a debatir una segunda moción de censura en contra del funcionario, debido a las gestiones realizadas en la investigación de los decesos.

Por su parte, el Senador Roy Barreras, denunció este martes 5 de noviembre ante el Congreso, acerca de la muerte de 8 menores de edad, entre ellos, una niña de 12 años, en el bombardeo contra alias “Cucho”, uno de los jefes de las disidencias de las FARC-EP, hecho ocultado por el Ministro de Defensa.