El domingo Ricardo Rosselló anunció que no se presentará a la reelección en 2020 y que renuncia a la presidencia del gobernante Partido Nuevo Progresista (PNP)

Miles de puertorriqueños comenzaron este lunes una nueva marcha masiva para pedir la renuncia del gobernador de la isla, Ricardo Rosselló, y la apertura de un juicio político en su contra, tras su participación en un chat con miembros del Ejecutivo en el que se insulta a la oposición y se burlan de periodistas, artistas y políticos.

El escándalo, que ha desatado numerosas protestas en la última semana, se generó luego de confirmarse la participación de Rosselló y otros miembros del Gobierno en el chat.

Este domingo Rosselló anunció que no se presentará a la reelección en 2020 y que renuncia a la presidencia del gobernante Partido Nuevo Progresista (PNP), además de que acepta el proceso legislativo que puede llevar a su salida a través de un juicio político.

Se espera que algunas de las personalidades nombradas en el chat, como Ricky Martin y la concejal Melissa Mark-Viverito, asistan a la marcha de este lunes, que transcurre por una de las autopistas más concurridas de la capital.

Foto: EFE.

Puertorriqueños de todas las edades y profesiones procedentes de muchos de los municipios de la isla comenzaron a reunirse horas antes en el estadio Hiram Bithorn de San Juan y cercanías, punto de partida de la manifestación, que coincide con la convocatoria de paro nacional.

“No vamos a parar”, dijo Yumarie, una ama de casa residente en Cabo Rojo, en el sur de la isla, y que viajó a la capital en plena madrugada para llegar a la protesta, que se espera sea igual de masiva que la celebrada el pasado miércoles en el Viejo San Juan.

“Esto no lo había visto nunca, nunca!. Que no se quede nadie en casa hoy. Este ladrón (en referencia al gobernador) se tiene que ir!”, dijo.

“Despierta Puerto Rico” era otras de las consignas que gritan los participantes, algunos de los cuales portan banderas de la isla.

Foto: EFE.

La Fortaleza, sede del ejecutivo, en San Juan, se encuentra fuertemente custodiada y vigilada por la policía. Sus inmediaciones han sido escenario de protestas a diario.

Uno de los principales diarios de la isla, El Nuevo Día, amaneció con la editorial en portada dedicada a Rosselló.

“Gobernador, es hora de escuchar a la gente: tiene que renunciar” titula el periódico y asegura que el pueblo de Puerto Rico “se ha expresado con elocuencia”.