La mandataria puso a disposición el Gabinete para iniciar el diálogo y solicitó a los organismos internacionales y a la Iglesia su acompañamiento.

La Presidenta Interina de Bolivia, Jeanine Áñez, lamentó las muertes ocurridas en la ciudad de El Alto, durante un operativo militar y policial y expresó la disposición de dialogar “inmediatamente” con los sectores que se manifiestan en su contra.

Áñez, en un video corto difundido por su oficina de prensa, dijo que lamenta “desde el corazón las muertes de nuestros hermanos en El Alto”.