Según datos del Instituto Nacional de Derechos Humanos, las protestas en el país austral han dejado 24 fallecidos y 3.449 personas heridas, de las cuales 1.982 habrían sido por disparos de bala.

El general director de Carabineros de Chile, Mario Rozas, reconoció este jueves la responsabilidad y anunció sanciones para los miembros de la Policía, involucrados en varios casos de abusos cometidos por uniformados, durante la represión de las protestas que comenzaron el pasado 18 de octubre.

Rozas informó en una rueda de prensa que, hay 856 investigaciones sumarias en curso y que “en algunas se ha llegado a la certeza administrativa que hay responsabilidad de carabineros involucrados”.

Rozas se refirió explícitamente a casi una decena de casos como el del Liceo 7, donde dos alumnas de secundaria resultaron heridas por disparos de escopetas antidisturbios en el interior del instituto público, o el del carabinero que utilizó a una menor como escudo humano durante las protestas.

La máxima autoridad de Carabineros de Chile, informó que se aplicarán sanciones de carácter disciplinario desde dentro de la institución, que van desde la expulsión del cuerpo policial hasta anotaciones negativas, que tendrán impacto en la calificación de los carabineros involucrados.

Algunas de las investigaciones, que continúan por la arista de lo penal a través del Ministerio Público, están ya en fase de término de la etapa de formulación de cargos, que se agregarán a las sanciones institucionales anunciadas por Rozas.

La crisis social en Chile, deja ya al menos 24 fallecidos y 3.449 personas heridas, de las cuales 1.982 habrían sido por disparos de bala, balín, perdigones u objetos no identificados, según datos del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH).