“No creemos conveniente que un país señalado por violaciones a los derechos humanos, en el caso del régimen de Venezuela esté en ese órgano”, acotó el Presidente costarricense, Carlos Alvarado.

El Gobierno de Costa Rica afirmó sentirse orgulloso, pese a no haber ganado este jueves 17 de octubre un asiento en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, una situación que no ve como una derrota, pues le permitió “señalar lo que es correcto”.

“Cuando se pelea por una causa justa y por principios no es posible salir derrotado, y la pelea sigue. La causa de Costa Rica es la defensa de los derechos humanos”, declaró el Presidente costarricense, Carlos Alvarado.

El Presidente Alvarado dijo sentirse “complacido y orgulloso”, y agradeció a los 96 países que votaron por Costa Rica y destacó el trabajo a contrarreloj que realizaron las misiones diplomáticas costarricenses en busca de apoyos.

“Por un margen muy estrecho no logramos el objetivo de estar en el asiento, pero sí logramos el objetivo de señalar lo que creemos es correcto, que no creemos conveniente que un país señalado por violaciones a los derechos humanos, en el caso del régimen de Venezuela, esté en ese órgano”, acotó.