“La guerra es contraria a la razón, es una locura y es un sin sentido al que no podemos resignarnos nunca”, dijo.

El Papa Francisco,, condenó este domingo 23 de febrero desde Italia, la guerra que azota a los países que asoman sobre el Mediterráneo y tildó de hipócritas a aquellos que “hablan de paz y venden armas”.

El pronunciamiento del Papa fue durante su viaje de un día a la región de Apulia, para participar en el encuentro “El Mediterráneo, frontera de la paz”, organizado por la Conferencia Episcopal Italiana, con 59 obispos provenientes de 20 países.

En su discurso,, se refirió al “gran pecado de la hipocresía”, porque muchos países “hablan de paz y venden armas a los que están en guerra”, dijo.

Asimismo, expresó que “tampoco podemos olvidar el conflicto, aún sin resolver, entre israelíes y palestinos, con el peligro de soluciones no equitativas y, por lo tanto, amenazantes de nuevas crisis”.

Francisco, admitió también que le “dan miedo” los discursos de los líderes populistas, porque le recuerdan “los mensajes de odio de los años 30 del pasado siglo”, refiriéndose al nazismo y al fascismo.