Los asistentes llevaban el brazo en alto y mostrando tres dedos -anular, corazón e índice-, gesto popular por la saga “Los juegos del hambre” para mostrar su desafío al Gobierno y la prohibición por parte de las autoridades

Miles de estudiantes y opositores al gobierno de Tailandia acudieron este sábado a la explanada frente al Gran Palacio de Bangkok para reclamar al gobierno una reforma de la Constitución -centrada sobre los poderes del rey-, la disolución del actual Parlamento y la celebración de elecciones democráticas.

La Policía cifró la asistencia en unas 5.000 personas a primeras horas de la tarde, pero el número de participantes crece por minutos mientras continúan llegando gente a esta manifestación pacífica cuyos discursos con las demandas al Gobierno tendrán lugar por la noche y que se espera continúe hasta el domingo.

Los organizadores esperan alcanzar las 50.000 personas, en la que se convertiría en la manifestación más grande desde el golpe de Estado de 2014.

“Estamos muy contentos con la participación. Esto significa que nuestras demandas coinciden con lo que la gente quiere”, declaró a Panupong “Mike” Jadnok, uno de los organizadores.

Las autoridades han desplegado un amplio dispositivo de seguridad en el casco antiguo de la urbe para tratar de controlar a la multitud.

Con el brazo en alto y mostrando tres dedos -anular, corazón e índice-, gesto popular por la saga “los juegos del hambre”, los asistentes muestran su desafío al Gobierno y la prohibición por parte de las autoridades.