El vicepresidente aseguró que Biden, el candidato demócrata a la Presidencia de EEUU, “respalda las mismas políticas que están generando calles inseguras y violencia en las ciudades de EEUU”

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, advirtió este miércoles en su discurso ante la Convención Nacional Republicana de que los estadounidenses no estarán seguros en los Estados Unidos de Joe Biden.

“La dura verdad es que no estarán seguros en los Estados Unidos de Joe Biden”, dijo Pence poco después de aceptar la nominación como candidato de su partido a la Vicepresidencia en las elecciones de noviembre, durante la Convención Nacional Republicana.

Pence aseguró que Biden, el candidato demócrata a la Presidencia de EEUU, “respalda las mismas políticas que están generando calles inseguras y violencia en las ciudades de EEUU”, y que recortaría fondos a la Policía, a pesar de que el ex vicepresidente ha dejado claro que no apoya esa medida.

El vicepresidente aprovechó que Biden se ha definido como un candidato de transición para alegar que esa transición dará poder a figuras más progresistas que él, y sentenció: “Joe Biden no sería nada más que un caballo de Troya de la izquierda radical”.

Su discurso encajó con uno de los grandes temas de la tercera jornada de la convención, el de la ley y el orden y el respaldo sin matices a la Policía ante sucesos como las protestas raciales en Kenosha (Wisconsin), sin profundizar en las causas de raíz que causan ese descontento.

Foto: EFE.

Pence reconoció que mucha gente cree que él es un poco diferente al presidente estadounidense, Donald Trump, pero defendió rotundamente su gestión, sobre todo en lo económico.

“En nuestros tres primeros años, construimos la mejor economía del mundo. Hicimos a Estados Unidos grande de nuevo”, dijo en referencia al lema de campaña de Trump, para luego añadir: “Y entonces llegó el coronavirus desde China”.

Pence defendió que el veto a la entrada de extranjeros desde China, que impuso Trump salvó un número incontable de vidas estadounidenses, y describió su respuesta a la pandemia como “la mayor movilización nacional desde la Segunda Guerra Mundial”.