Luego del llamado del presidente Evo Morales, a la oposición a negociar, la respuesta de Mesa fue el rechazo al diálogo.

El opositor al gobierno, y ex presidente de Bolivia, Carlos Mesa, expresó que es mentira que esté en marcha un golpe de Estado en la nación, “lo que hay es un país entero que exige la defensa del voto“, dijo.

No tengo nada que negociar con Evo Morales y su gobierno. Una negociación no es pertinente hoy”, aseveró Mesa.

La oposición boliviana propone nuevas elecciones y un nuevo Tribunal Supremo Electoral, integrado por personas “impecables e intachables“.