Solo en la capital paulista, alrededor de 700 comparsas, conocidas como “blocos”, desfilarán por las calles de la mayor ciudad de Sudamérica y deberán atraer a unas 15 millones de personas

La Policía del estado de Sao Paulo arrestó a 333 personas, entre ellas, dos mujeres venezolanas, durante las festividades carnavalescas de este pasado sábado, el segundo día de la mayor fiesta de Brasil, informaron fuentes oficiales.

Según la Secretaría de Seguridad Pública del estado de Sao Paulo, más de 23.000 policías salieron a las calles de toda la región en el marco de la Operación Carnaval más seguro, que cuenta además con 12 helicópteros y 50 drones, para reforzar la seguridad tanto en el tráfico como en las centenas de comparsas que inundan las calles de las ciudades.

En la capital paulista, un hombre fue arrestado después de que acuchillara a un conductor, quien fue ingresado en un hospital de la ciudad y se encuentra estable. Igualmente fueron presas dos mujeres venezolanas, que robaron al menos 30 teléfonos móviles.

En las carreteras, las autoridades detuvieron a dos individuos que transportaban armas y municiones hacia el interior del estado.

“En el interior de uno de los vehículos, fueron localizados un fusil, tres ametralladoras, cuatro pistolas, cinco carabinas, 200 municiones y 38 cargadores”, expresó la Secretaría de Seguridad Pública en un comunicado.

Asimismo, a lo largo del sábado, la Policía decomisó 74 móviles, recuperó 74 vehículos robados, 16 kilos de narcóticos y 18 armas.

Participan en la operación policías militarizados, civiles y ambientales, además del Cuerpo de Bomberos, agentes de tráfico y perros rastreadores, que son utilizados para detectar drogas y sustancias ilícitas.

La acción se enmarca en la estrategia del estado de reforzar la seguridad durante las fiestas carnavalescas, ya que las autoridades prevén un crecimiento de un 25 % en el número de turistas ,que celebrarán el carnaval en el estado de Sao Paulo, con respecto al año pasado.

Solo en la capital paulista, alrededor de 700 comparsas, conocidas como “blocos”, desfilarán por las calles de la mayor ciudad de Sudamérica y deberán atraer a unas 15 millones de personas durante la mayor fiesta de Brasil.