Un numero indeterminado de casas fueron quemadas también por los atacantes. El ataque fue perpetrado este sábado en el centro de Malí por las milicias “donzo”, formadas por cazadores tradicionales de la etnia bambara

Al menos 115 muertos y decenas de heridos se registraron este sábado 23 de marzo en una villa ubicada en el centro de Malí tras enfrentamientos raciales.

Según cables de las agencias de noticias es el nuevo saldo del ataque fue perpetrado por las milicias “donzo”, formadas por cazadores tradicionales de la etnia bambara, enfrentados a los pastores de etnia peul.

Fuentes tribales y oficiales locales informaron a Efe de que una treintena de hombres armados, con el uniforme de los “donzo”, irrumpieron por la mañana en la localidad de Ogossagou, en la comarca de Bankass, en la región de Mopti, y atacaron a la población local.

En declaraciones telefónicas a Efe, un concejal de esta localidad calificó de “masacre” lo ocurrido y subrayó que la cifra de muertos es provisional debido a que varios heridos se encuentran en estado grave.

Agregó que un numero indeterminado de casas fueron quemadas también por los atacantes, y que refuerzos militares llegaron a la población después del ataque.

El pasado 17 de febrero, más de 40 civiles murieron en un ataque similar perpetrado contra los habitantes peul de la población de Libbé, situada también en la comarca de Bankass.

La región de Mopti fue durante 2018 escenario de choques intermitentes entre los grupos tuareg rivales o entre los cazadores y los pastores por el control de la tierra, y por razones religiosas ya que los cazadores acusan a los peul de tener vínculos con los grupos yihadistas locales.

La ONG Human Rights Watch alertó de que durante 2018 más de 200 civiles murieron y decenas de aldeas fueron incendiadas en el centro de Mali como consecuencia de ataques de milicias formadas por grupos étnicos de la zona.