Esta situación produjo un enfrentamiento entre los protestantes y las fuerzas policiales, quienes utilizaron gas lacrimógeno para dispersar a los civiles.

Nuevas protestas se registraron este lunes 28 de octubre en Honduras, protagonizadas por un grupo de manifestantes que exigió la renuncia del Presidente del país, Juan Orlando Hernández (JOH).

Un grupo de manifestantes se concentraron frente a las instalaciones de la Universidad Autónoma de Honduras (UNAH), para exigir la dimisión del mandatario.

Los ciudadanos solicitan la salida de Hernández, al que acusan de encabezar un “narcogobierno“, luego de la decisión tomada por la Justicia de esta nación de declarar culpable al hermano del Presidente, Juan Antonio Hernández, de tráfico de drogas y podría ser condenado a cadena perpetua.