El pasado lunes, el secretario mexicano de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, informó que los 50 consulados de México en Estados Unidos están evaluando “todos los medios legales” para proteger a los mexicanos frente a estas deportaciones

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ponderó este viernes la buena relación que tiene su Gobierno con el de Estados Unidos por encima de las redadas y deportaciones anunciadas por Donald Trump, algo que “puede pasar, pero no está confirmado”.

“Es algo que puede pasar (las deportaciones), pero no está confirmado. Y si se diera, nosotros tenemos mecanismos de protección para nuestros compatriotas y para los migrantes, como lo estamos haciendo, pero no adelantemos vísperas”, apuntó López Obrador en la ciudad de Tepic, capital del estado de Nayarit.

El presidente Donald Trump confirmó este viernes que su Gobierno iniciará este domingo redadas masivas en diez ciudades del país para deportar a “miles” de indocumentados, y dijo que planea visitar en algún momento un centro de detención para inmigrantes.

En respuesta a esta nueva amenaza, el presidente mexicano dijo: “Hemos cumplido el compromiso de controlar el flujo migratorio, sin violar derechos humanos, va bien el plan y no puede haber algo extraordinario (deportaciones). Hay buenos resultados y todo es de acuerdo a los compromisos que se hicieron y conforme a lo pactado, no pueden haber cosas imprevistas”.