Desde el 14 de octubre es obligatorio el uso de la mascarilla también al aire libre, se estableció el cierre de bares y restaurantes a partir de la medianoche y se prohíbe el deporte lúdico de contacto

La región italiana de Lombardía (norte), el epicentro de la pandemia en el país, limitó los horarios de bares y restaurantes para tratar de p el avance de la covid-19, mientras el Gobierno central baraja medidas similares para todo el territorio.

El Italia sigue vigente el último decreto del Gobierno, desde el 14 de octubre, según el cual es obligatorio el uso de la mascarilla también al aire libre, obligándose al cierre de bares y restaurantes a partir de la medianoche y se prohíbe el deporte lúdico de contacto.

No obstante, en los últimos días se viene viviendo un importante repunte de los casos positivos localizados, coincidiendo en todo caso con un aumento importante de las pruebas diagnósticas. Ayer se pasó por primera vez de los 10.000 contagios con 150.000 test.

Ante este escenario, está previsto que el Ejecutivo de Giuseppe Conte emita otro decreto con nuevas restricciones en los próximos días, informan los medios. Una de las formaciones de la coalición, el Partido Demócrata, ha pedido que se afronte el tema urgentemente.

Entretanto, las regiones más azotadas por este repunte están ya tomando medidas para tratar de frenarlo.

Es el caso de Lombardía (norte), motor económico del país y que desde un primer momento, desde febrero, fue el epicentro de la crisis, solo que ahora el coronavirus parece más descontrolado en su capital y centro neurálgico, la ciudad de Milán.