Es investigada por presuntas irregularidades en la adjudicación, durante su mandato presidencial, de obras viales al Grupo Austral, propiedad del empresario Lázaro Báez -ya detenido desde 2016-, en la sureña provincia de Santa Cruz

La Corte Suprema de Justicia de Argentina garantizó este jueves que la revisión que va a hacer de la documentación del primer juicio por corrupción contra la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015) no supone suspender la vista, cuyo inicio está previsto para el martes próximo.

“El pedido de autos solicitados por esta Corte no suspende el juicio oral en trámite, ni hubo decisión alguna del Tribunal Oral en ese sentido. La medida es al sólo efecto de examinar la causa que, una vez extraídas y certificadas las copias pertinentes, será devuelta a dicho tribunal, en tiempo oportuno”, explica el Supremo en un comunicado.

En los últimos días, se generó una fuerte polémica después de que la Corte pidiera el martes al Tribunal Oral Federal 2 (TOF 2), encargado del juicio, los legajos de la causa para analizar unos planteamientos realizados por la defensa de la exmandataria, lo que puso en duda que la vista pudiera llegar a suspenderse y se llegó a hablar, por parte del Gobierno, de fallo político e “impunidad”.

No obstante, el juicio tenía que haber empezado el pasado 26 de febrero, pero ya se postergó al 21 de mayo por problemas de salud de Jorge Alberto Tassara, uno de los jueces que integraban el tribunal, quien acabó falleciendo en marzo.

En un texto con 10 puntos colocado en la página web del Centro de Información Judicial, el alto tribunal aclara lo acontecido con el recurso presentado por Fernández en la causa en la que está llamada a sentarse por primera vez en el banquillo, acusada de encabezar una asociación ilícita y fraude en la concesión de obra pública.