¿Por qué desapareció el exlíder de las Farc “Jesús Santrich?

El paradero del exlíder de las Farc “Jesús Santrich” mantiene en alerta al Gobierno colombiano, que además de ofrecer una recompensa de 938 mil dólares por información que permita su captura, amenazó con denunciar al país que le brinde protección. Su desaparición salpicó a la exsenadora Piedad Córdoba. Según el exdirector del Sebin, general Manuel Ricardo Cristopher Figuera, el ex guerrillero estuvo recientemente en un apartamento asignado a la exparlamentaria en Fuerte Tiuna

El martes, el exlíder de las Farc, Seuxis Paucias Hernández, alias “Jesús Santrich”, estaba citado a la Corte Suprema de Justicia a indagatoria en un proceso por narcotráfico, pero nunca llegó. La Corte, en vista de su no comparecencia, remitió a Interpol una orden de captura para activar la notificación roja.

No se sabe de él desde el pasado 29 de junio, cuando dejó plantados a sus escoltas.

Según su abogado defensor, Eduardo Matyas Camargo, quien no ha tenido contacto con él, “Santrich” se siente vulnerable debido a los asesinatos de excombatientes de las Farc.

“Tiene toda la razón en sentirse inseguro en Colombia”, dijo el abogado al comentar que “en varias instancias le violaron las garantías que se le hicieron”.

Santrich es uno de los diez miembros de las Farc indicados por ese partido para ocupar un escaño legislativo, en virtud del acuerdo de paz firmado el 24 de noviembre de 2016, y desde el 11 de junio asumió el escaño en la Cámara de Representantes.

El exlíder de las Farc es pedido en extradición por Estados Unidos por un supuesto delito de narcotráfico cometido después del 1 de diciembre de 2016 cuando entró en vigor el acuerdo de paz firmado por el Gobierno y las FARC el 24 de noviembre del ese año.

El Gobierno colombiano advirtió el jueves que “denunciará internacionalmente” a cualquier país que esté protegiéndolo y que no haga efectiva la circular roja de Interpol. Además ofreció una recompensa de hasta 938.000 dólares por información que permita su captura.

Los rumores de su posible paradero comenzaron a surgir ese mismo día, cuando el general Manuel Ricardo Cristopher Figuera, ex director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, Sebin, señaló que vieron al ex guerrillero en un apartamento asignado a la ex senadora colombiana Piedad Córdoba en Fuerte Tiuna.

Esta versión fue rechazada por Córdoba, quien ya anunció que demandará al general por vincularla con la supuesta fuga de Jesús Santrich.

El incumplimiento de Santrich con la justicia causó malestar en el propio partido Farc que el próximo fin de semana se reunirá para analizar la situación y sopesa la posibilidad de expulsarlo.

Según la Farc, la conducta de Santrich “es únicamente responsabilidad suya que, al igual que otras de sus decisiones personales, no consulta”, ignorando el hecho de que “no solamente es un militante del partido sino que hace parte de su dirección y ocupa una curul en la Cámara de Representantes a nombre de nosotros”.

La Procuraduría de Colombia ya solicitó a la Cámara de Representantes que inicie el proceso para despojarlo de su escaño legislativo.

El senador Iván Cepeda, presidente de la Comisión de Paz del Senado y uno de los más firmes impulsores del proceso que condujo al desarme y desmovilización de las Farc, manifestó que la inasistencia de Jesús Santrich a la indagatoria de la Corte Suprema de Justicia da la espalda a los miles de exguerrilleros que están comprometidos con la paz.