“La designación de Tarre Briceño en la OEA busca dar un mensaje a la comunidad internacional de que la región en su conjunto le ha dado reconocimiento a Guaidó, lo cual es falso porque lo que ocurrió fue una violación flagrante a la carta de la OEA y al Derecho Internacional”, opina el internacionalista Juan Sanabria

Las acciones lideradas por Estados Unidos en el ámbito internacional contra Venezuela, buscan evitar la salida de nuestro país de la Organización de Estados Americanos (OEA), prevista para el próximo 27 de abril.

Así lo asegura el internacionalista Juan Sanabria, quien explica que Estados Unidos logró el martes que en el seno de la OEA se aprobara a Gustavo Tarre Briceño -designado por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó- como representante de Venezuela en el organismo.

Señala que “la designación de Gustavo Tarre, y lo ocurrido en la OEA es una nueva oleada de ataques de carácter diplomático contra Venezuela”.

Gustavo Tarre, en compañía del Secretario General de la OEA, Luis Almagro, y el embajador de EEUU ante la Organización, Carlos Trujillo, el martes en la sede del bloque / Foto: OEA

Considera Sanabria, que “dicha designación busca dar un mensaje a la comunidad internacional de que la región en su conjunto le ha dado reconocimiento a Guaidó, lo cual es falso porque lo que ocurrió fue una violación flagrante a la carta de la OEA y al Derecho Internacional”.

Es por ello -destaca el especialista- que el miércoles en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, solicitó el reconocimiento de Juan Guaidó como única autoridad legítima en Venezuela, y revocar las credenciales del gobierno de Nicolás Maduro.

“El llamado que hace Estados Unidos a reconocer a Guaidó, no es más que la consecuencia del acto ilegal, consumado el martes, en el seno de la OEA”, dijo Sanabria.

Advirtió que con el nombramiento de Tarre, “la oposición venezolana, obedeciendo las órdenes de Estados Unidos, buscará revertir o evitar la salida de Venezuela de la OEA a través de algún tipo de resolución, y en caso de hacerlo, se abriría un horizonte de posibilidades donde pudieran incluso contemplar la aplicación de la carta democrática”.

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, en la reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el miêrcoles / Foto : EFE

Washington intenta a través del reconocimiento de Tarre Briceño, mantener al país dentro de la OEA”, la cual, -afirma- “está plegada a los intereses de Estados Unidos, que mediante la doctrina Monroe busca proyectarse en el continente y en el mundo ejerciendo su control y dominación”.

Asegura Sanabria, que Washington acude a este tipo de acciones, “debido a que no ha logrado en el Consejo de Seguridad de la ONU, en la ONU, ni en sus relaciones bilaterales con otros países, una coalición lo suficientemente sólida y armoniosa que le permita intervenir en Venezuela”. En particular, “no ha podido enfrentar el peso especifico que tienen Rusia y China en el tablero mundial”.